Feria Agropecuaria en Amancio. Foto: Danay Naranjo Viñales.Feria Agropecuaria en Amancio. Foto: Danay Naranjo Viñales.

Cualquier esfera de la vida social puede ser escenario para la ocurrencia de ilegalidades. De ahí que ante un hecho de esa índole pensamos, primeramente, en un supervisor integral como la persona capacitada para contrarrestarlo.

En el municipio de Amancio la plantilla de trabajadores en la Dirección Integral de Supervisión es limitada y aunque no logra cubrirse en su totalidad, el servicio no se detiene y se extiende a todos lo lugares donde sea posible.

Así, los encontramos en las ferias agroindustriales de cada mañana sabatina, en el gustado espacio de la noche amanciera,  en una terminal de ómnibus o frente a algún carretillero.

Es cierto que aún se alcanzan criterios desfavorables en cuanto al trabajo que realizan pues la población no siempre queda satisfecha, olvidando su papel protagónico en la denuncia y el enfrentamiento a ese tipo de actos.

Suele suceder que presenciamos algo incorrecto y nos convertimos en cómplices, pretendiendo que otra persona haga algo para así “no buscarnos problemas”.

Sin embargo, a veces olvidamos que impartir justicia es algo complicado porque lamentablemente siempre alguien resulta inconforme.

De ahí que lo recomendable es actuar de acuerdo a lo que establece la ley y no correremos el riesgo de requeridos o multados. Las ilegalidades son esa agua de la cual es mejor no beber.