Estudiantes y docentes de la ESBU Capitán San Luis. Foto: Rafael Aparicio Coello La nueva generación de amancieros posó sus alas en el pedestal de la historia para traer al presente el legado de dos hombres fundacionales en el copioso legado patriótico y revolucionario del siglo XX en esta comarca, situada al extremo suroccidental de la provincia de Las Tunas.

Amancio Rodríguez Herrero y José Oviedo Chacón se corporizaron en los cientos de alumnos de la Escuela Secundaria Básica Urbana  (ESBU) "Capitán San Luis", a través de la música, la poesía y la palabra enérgica, en merecido tributo a quienes sembraron la simiente de los ideales de justicia y libertad, cuando la grandeza los premió con su batallar incesante por los derechos de los trabajadores del antiguo central azucarero "El Francisco".

La pionera Leydis Mary Mendoza Rondón. Foto: Rafael Aparicio Coello En emotivo discurso, la pionera Leydis Mary Mendoza Rondón enalteció la impronta de Amancio y Oviedo, significando que ellos son parte indisoluble del actuar cotidiano de los hombres y mujeres de esta localidad, y cuya primera industria se levanta como símbolo de tesón, sacrificio, y apego a los sueños de una sociedad enfrascada en saltos superiores para el bienestar común.

Similares actos tuvieron lugar en los centros de educación primaria "Anastasio Quiñones" y "Abel Santamaría Cuadrado", en los que también se patentizó el reclamo de los pinos nuevos al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama", para que haga valer sus prerrogativas jurídicas, y otorgarles la libertad a Antonio Guerrero, Fernando González, Ramón Labañino, Gerardo Hernández y René González, nuestros cinco hermanos detenidos arbitrariamente en ese país desde 1998.