Orígenes de una festividadOrígenes de una festividad

Siempre que nos alistamos para celebrar los festejos carnavalescos en cualquier lugar del país afloran recuerdos de los inicios de las fechas en dependencia de las particularidades de cada lugar.

Orígenes de una festividadOrígenes de una festividad

En el caso específico de Amancio, los orígenes se remontan al año 1953 según explicó Licet Martín Marcheco, directora del museo de la localidad:

“A fines del año 1953 un grupo de personas de este central se reunieron en el salón de la Francisco Social Club con el fin de plasmar la idea de Mario Zayas para crear los carnavales de San Francisco. En este encuentro se crea el Comité Ejecutivo nombrándose para dirigirlo Rafael Carbonell Díaz.”

A decir de Martín Marcheco, los carnavales siempre tuvieron el propósito de contribuir con el desarrollo del poblado, intención que aun permanece.

“Surgieron varias ideas en torno a la celebración, con el objetivo de que el carnaval sirviera para la recaudación de fondos que pudieran emplearse en beneficios del poblado. Lo primero que se compró con lo recaudado en un carnaval fue una ambulancia para el servicio de urgencias médicas”.

Según quienes peinan canas en el municipio, gracias al trabajo del Comité creado y el apoyo de los vecinos, las ideas se concretaron y se decidió declarar la fiesta patronal el día 4 de octubre de cada año, coincidiendo con el día de San Francisco de Asís, actividades que se combinaban con elementos como disfraces, desfiles, y fiestas en la calle.

Los carnavales iniciaban en horas del día con una procesión a San Francisco llevado por los curas, con velas encendidas  y terminaba en de la iglesia católica erigida en la localidad.

Al paso de los años se mantienen los objetivos con los cuales se crearon los carnavales de esta localidad: distraer, divertir...

“Es cierto que han cambiado muchas cosas pero la esencia sigue siendo la misma y nuestra intención igual, que cada amanciero disfrute de los días de festejos y que cada año sean mejores”.

Lo cierto es que los carnavales de Amancio son muy esperados no solo por quienes habitamos este terruño de la localidad tunera sino, además, por quienes se vuelven coterráneos cada año porque, sin dudas, los nuestros son de los mejores.

Orígenes de una festividadOrígenes de una festividad

Orígenes de una festividadOrígenes de una festividad