Amancio trabaja para reducir vulnerabilidades. Foto: Rafael Aparicio Coello
Amancio trabaja para reducir vulnerabilidades. Foto: Rafael Aparicio Coello

Del primero de junio al 30 de noviembre es la etapa en  Cuba, isla ubicada  en el Caribe,  propicia para los azotes de diferentes fenómenos climatológicos, por lo que desde hace varios años es tradicional que en el mes de mayo se desarrollen acciones destinadas a la protección de la personas y los recursos.

En el cumplimiento de esta misión, el Consejo de Defensa en Amancio aprobó las actividades de los organismos para desarrollar desde el 13 y hasta el 17 de mayo la semana de Reducción de Desastres que concluirá con el ejercicio Meteoro 2019 los días 18 y 19 de este propio mes.

Maikel Padrón Acevedo, vicepresidente del Consejo de la Administración Municipal, explicó que entre las acciones a realizar por el grupo económico se encuentran  la poda de  árboles, actualizar  los planes para  contingencias, zanjeos  en zonas proclives a inundaciones, y  las misiones en los puntos de alerta temprana.

Se conoció además que dentro de las medidas para prevenir desastres,  el ejercicio Meteoro en Amancio,  incluirá las respuestas ante casos de tornados, intensas lluvias, huracanes de gran intensidad y los sismos perceptibles, todos con el objetivo de prever para salvar.