La seño Dainay : Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

Llegó a la profesión por aptitud y pura vocación. Siempre le gustó lo impecable del uniforme blanco.

De niña jugaba a curar a sus muñecas y de adolescente tuvo la oportunidad de optar por la Licenciatura en Enfermería, para cumplir su sueño de desempeñarse en uno de los trabajos más humanos y hermosos.

Dainay Pelegrín Osorio, hace 18 años que se desempeña como enfermera, y es especialista en Gineco-obstetricia y neonatología, porque es lo que más disfruta, el seguimiento de las mujeres durante el embarazo  y hasta el parto.

La enfermería, la ha ayudado a formarse como mejor persona,  a ser más humana, modesta, solidaria, porque es una profesión consagrada.

Los pacientes, forman parte de su familia, se acuesta y se despierta pensando cómo deja a sus embarazadas y  a los recién nacidos.

La seño Dainay ama la enfermería, para ella la preparación y la superación son indispensables en el  desarrollo y  calidad de su trabajo, lo que le permite brindar un servicio de excelencia a los pacientes.