La Biblioteca Pública Julio Antonio Mella es la primera creada en un central azucarero. Foto: De la Autora
La Biblioteca Pública Julio Antonio Mella es la primera creada en un central azucarero. Foto: De la Autora

En homenaje al nacimiento en 1812 de Antonio Bachiller y Morales, uno de los más insignes intelectuales cubanos, considerado como el padre de la bibliografía cubana, cada 7 de junio se celebra en Cuba el Día del Bibliotecario. 

El desempeño de estos tesoreros literarios en el municipio de Amancio se centra en la adquisición de nuevos materiales, catalogación y clasificación de los mismos, desarrollo de las colecciones, descarte de materiales obsoletos, el establecimiento de políticas o normas de funcionamiento de los centros de información o bibliotecas, entre otros.

En esta localidad los bibliotecarios trabajan en distintos ámbitos contando con una biblioteca pública, las de instituciones educativas, y un Centro de Información y Documentación Pedagógica.

La Biblioteca Pública Julio Antonio Mella del municipio de Amancio tiene la dicha de ser la primera biblioteca fundada como resultado del convenio MINAZ- CULTURA  en el país, con una organización   de sus obras literarias de fondo, regida por el sistema de clasificación Melvin de Way para que el usuario pueda satisfacer sus necesidades de manera más ágil.

En esta instalación se cuenta  con 9541 títulos en su fondo, además de los servicios digitales que se prestan y otras actividades caracterizadoras como promociones de libros en centros de trabajo, escuelas y barrios para que los interesados en el buen gusto de la lectura tengan a su alcance toda la información necesaria.

Hoy la tarea de un bibliotecario se ha ido transformando en el tiempo, pues han pasado de ser custodios de las colecciones de libros, a ser intermediarios entre los usuarios que requieren satisfacer alguna necesidad de información y las colecciones que les son confiadas.

Su participación activa en los diferentes eventos realizados a nivel nacional fomenta sus conocimientos, los cuales aplican en consecuencia con sus funciones comunitarias, resaltando entre ellas, incentivar el amor por la lectura.