Jóvenes amancieros parten a cumplir su compromiso con la defensa. Foto: Danay Naranjo Viñales.
Jóvenes amancieros parten a cumplir su compromiso con la defensa. Foto: Danay Naranjo Viñales.

Durante la semana que transcurre, un grupo de jóvenes amancieros da el primer paso  en lo que constituye el deber sagrado para cada cubano.

La Ley # 75 de la Defensa Nacional en su artículo 67 y el Decreto- Ley 224 del Servicio Militar, en su artículo 31, regulan todo lo relacionado con la participación  de los jóvenes en el Servicio Militar Activo (SMA).

En consonancia con lo establecido, cada joven  que arriba a los 16 años de edad,  se inscribe en el área de atención de su zona de residencia obteniendo la condición de pre-recluta.

En la sede del sector militar de esta localidad, se efectuó la despedida donde el mayor Humberto González, Jefe del Comité Militar, explicó la importancia del momento que hoy viven los convocados y llamó a cumplir con disciplina y conciencia el tiempo establecido.

Destacó que el cumplimiento del SMA en Cuba no es solo una obligación sino un compromiso asumido conscientemente por cada joven.

Por su parte Ezequiel Clavel Palmero, Jefe del Trabajo Político Ideológico en el sector, recordó que Cuba no cuenta con recursos financieros que permitan adquirir soldados mediante el estímulo, razón por la cual el compromiso individual se impone.

A nombre de las madres presentes, Susana Ávila mostró su confianza en la seguridad de su hijo, pues a decir de ella, él regresará a casa siendo una mejor persona, con los conocimientos necesarios para defender esta Revolución que le ha dado todo y hoy lo llama a prepararse para la defensa.

Durante el cumplimiento del SMA los jóvenes adquieren la preparación requerida y se familiarizan con las ideas y los fusiles, lo cual forma parte de su preparación para la vida, a la vez, los hace mejores ciudadanos de una nación que debe preservar sus conquistas  sobre la base de sus propios esfuerzos.