Federación de Mujeres Cubanas

Donde haya existido una obra revolucionaria cubana, ha estado siempre la mano de la mujer dentro y fuera del territorio nacional, ocupando un lugar cimero en las misiones internacionalistas, dejando huellas de altruismo, humanismo, responsabilidad y amor, poniendo muy en alto el nombre de Cuba.

A solo unos días de celebrar el aniversario 59 de creada la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), quienes se integran a esta organización femenina en el municipio de Amancio, desarrollan múltiples actividades para resaltar la fecha.

Por ejemplo en esta localidad al sur de la provincia de Las Tunas, las federadas manifiestan con júbilo haber cumplido las tareas emanadas de la organización, con  énfasis en el fortalecimiento  de las estructuras de base.

Singular atención les brindan en cada bloque a las arribantes, a fin de lograr el protagonismo de las jóvenes, como secretarias de bloques, de delegaciones de base, y como activistas; con el propósito de consolidar el trabajo desde la base y demostrar así que somos continuidad.
 
Otras de las prioridades de trabajo de la organización está relacionada con  la incorporación al servicio militar voluntario femenino y el aporte a la producción de alimentos, fundamentalmente la mujer rural.

En esta fecha es digno de destacar el papel formador de las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia, las que tienen el propósito  de modificar conductas y actitudes estereotipadas que empañan la imagen del mal llamado sexo débil.
 
A solo días de celebrar el aniversario 59 de creada  la FMC, su papel sigue siendo decisivo para el desarrollo de nuestra sociedad, logrando mayor protagonismo en el trabajo comunitario, en la prevención de enfermedades, la orientación a las jóvenes, así como el cumplimiento de las tareas numéricas y el aporte decisivo a la economía y los servicios.

Por todo lo anterior, cito estas palabras de nuestro José Martí cuando dijo: “No hay obra humana más noble que aquella que es tocada sensiblemente por la mano de una mujer.