Campaña contra el aedes. Foto: La Demajagua

Al cierre del 2018 en el municipio de Amancio hubo 42 focos de mosquitos Aedes Aegipty. Sin embargo, hasta el presente mes de agosto la cifra aumentó a 45. Con estos datos es evidente que hay un alza en la transmisibilidad, y por ende, la necesidad de mantener una estricta vigilancia epidemiológica.

En el programa Micrófono Abierto de Radio Maboas, intercambiaron acerca del tema, a través de criterios de la población y la incidencia de los responsables en cada entidad local.

La recogida de desechos sólidos se ha convertido en la principal preocupación de los amancieros. Son varias las áreas desprovistas de carretoneros, además de la carencia de combustible que afecta la estabilidad de la brigada mecanizada. No obstante, es inmediato buscar soluciones objetivas ante la amenaza que representa el aumento de arbovirosis.

El licenciado Dariel Hernández Vázquez, Jefe de Departamento de Salud Ambiental en la localidad, hizo un llamado a la población para contribuir a la higiene comunal. Es vital cumplir con los horarios establecidos para depositar la basura fuera de las viviendas y evitar la quema de desechos sólidos dentro y fuera de las moradas.

Hasta la fecha 10 fosas están vertiendo y se trabaja en la eliminación de salideros.

En el municipio de Amancio se creó un puesto de dirección que controla todas las acciones que se llevan adelante para erradicar la presencia del peligroso insecto. El llamado es a unir voluntades en aras de lograr estabilidad en el cuadro higiénico epidemiológico local.