Bertha Pérez, especialista principal del Banco de Sangre de Amancio. Foto: Ana Iris Figueredo Torres.
Bertha Pérez, especialista principal del Banco de Sangre de Amancio. Foto: Ana Iris Figueredo Torres

El aporte de donaciones de sangre es una  tarea que encaminan los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) de conjunto con la Dirección de Salud Pública, la que debe estar acompañada de una efectiva convocatoria.

Bertha Pérez Rodríguez, especialista principal del Banco de Sangre en el policlínico con servicio de hospitalización Luis Aldana Palomino de esta localidad, refiere que hoy reportan una situación favorable con el cumplimiento de las donaciones, como respuesta de la estrategia adoptada entre  este organismo y las empresas  e instituciones de la localidad.

Reconoció el gesto de quienes de manera desinteresada contribuyen con las transfusiones y tratamientos médicos efectivos en los hospitales, así como, a incrementar los hemoderivados con solo donar su sangre.

La especialista subrayó que el plan de aporte es de 160 donaciones mensuales, el cual en el mes de agosto se superó al llegar hasta 171 y mencionó algunos de los procesos que tienen lugar en la institución, además, los productos resultantes que son utilizados en tratamientos médicos.

Entre ellos, se destaca la preparación del concentrado de eritrocitos, producciones de críos, concentrados de plaquetas, plasmas ricos y frescos congelados y los lavados de glóbulos a pacientes.

Por su parte, Modesta Béliz, funcionaria de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), que atiende la esfera en este sureño municipio, destacó que esta tarea se cumple todos los meses, aunque se debe continuar la convocatoria, ahora, en los consultorios del médico y la enfermera de la familia y el propio banco de sangre.

Las donaciones de sangre, voluntarias y no remuneradas, han caracterizado este movimiento en Cuba, al que cada vez se suman más personas, con destaque en  nuestra juventud, de ahí la necesidad de cumplir con esta noble labor.