Noralys Almanza Puga, integrante destacada de la CPA Alianza Obrero Campesina en Amancio. 
Noralys Almanza Puga, integrante destacada de la CPA "Alianza Obrero Campesina" en Amancio. Foto: Rafael Aparicio Coello.

Noralys Almanza Puga quisiera tener el poder sobrenatural para agregar más horas a las 24 que tiene el día. Es de esas personas a las que el tiempo se les hace añicos entre la puesta y el ocaso del Astro Rey. El trabajo es una constante en su existencia, no hay actividades productivas que se realicen en la cooperativa de producción agropecuaria Alianza Obrero Campesina , del municipio de Amancio, que le sea ajena.

Sus soles y lunas están signados por un empedernido apego al campo, al aroma de la tierra herida por el cruce del arado. Noralys respira junto a la simiente depositada en el surco y en cada flor o  fruto que brota bajo la cobija de manos  ungidas del creador sudor, reactiva sus fuerzas y alimenta voluntades para entregarse, sin reservas, al rito diario con su eterno amor: el campo.

Allegados me cuentan de sus  desvelos por la campiña. Se dice que en las rosas y flores que adornan su jardín, encuentra el sustento imprescindible para iniciar arriesgadas aventuras, donde los cultivos y plantaciones, asumen roles protagónicos.

Noralys es de esas personas que no le temen a nada. Fe de ello lo dan su desempeño como integrante de la junta directiva de la CPA;  sus funciones de presidenta de la organización de base anapista, en las actividades de las brigadas FMC-Anap, en lides deportivas o artísticas, en el movimiento de mujeres creadoras o simplemente integrando el colectivo del huerto semiprotegido que se edifica en esos lares.

Su complemento y media naranja, Cristino Garrido, sostiene la unión con altas dosis de comprensión y entendimiento. Juntos abrazan lunas de esperanzas para edificar realidades en los nuevos soles del amanecer. Ella se delata como amante del detalle, de la pulcritud que debe signar cada acción humana y siempre se muestra presta a la solidaria acción o al gesto comprometido.

Por eso, este Día Internacional de las Mujeres Rurales, establecido por las Naciones Unidas el diciembre de 2007, con el objetivo de reconocer el rol femenino en el desarrollo y garantía de la seguridad alimentaria para reducir la pobreza, Noralys Almanza Puga, se convierte en sujeto, ejemplo y brújula.

Ella, amanciera de pura cepa,  junto a miles de cubanas, perpetúa en la eternidad esta frase del desaparecido Hugo Chávez Frías: "Ahí está el futuro, ahí está el más grande potencial para el desarrollo del país, a través de la agricultura, y no solo para producir alimentos, sino para producir —y lo digo con Kléber— dignidad; y para producir —y lo digo con el Che— el hombre nuevo, la mujer nueva, la sociedad nueva.“