Manuel Menéndez Pérez, sonidista de Radio Maboas. Foto: Archivo
Manuel Menéndez Pérez, sonidista de Radio Maboas. Foto: Archivo

La radio forma parte del día a día de los cubanos por sus infinitas bondades. Cada 4 de diciembre, se celebra el Día del Sonidista, esas personas encargadas de que quienes escuchan la radio, disfruten de la magia de las palabras detrás del micrófono con la calidad requerida.

A esta labor se insertó desde el año 1973 Manuel Menéndez Pérez, decano de la radio amanciera, quien dice haber enfrentado momentos en los que disponían de una tecnología, que no era la más adecuada, con la que tuvo que lidiar por muchos años junto a otros compañeros como Nancy del Pino Montenegro, Rafael Smith Peláez, Rogelio Almanza, Silverio Martí Soto, y Ernel López Hernández, entre otros muchos.

“Contábamos  con equipos prácticamente artesanales, pues eran el resultado de los trabajos del movimiento de Forum, en el que se ofrecían soluciones para poder seguir trabajando. Recuerdo que habían dos TESLA, una de ellas empatada de donde se sacaba la señal del cabezal para el amplificador de la grabadora y de ahí para la consola que se encargaba de reproducir el sonido; todo como resultado de las innovaciones del compañero Rafael Smith, pero que nos permitían hacer radio”.

“Estos equipos tenían unos motores con muy pocas revoluciones para correr las cintas, actividad que teníamos que hacer de manera manual, casi perdíamos los dedos, se nos hacían cayos en la punta de los dedos”.

“En estos tiempos teníamos que garbar  fuera del horario de emisión, en las noches y madrugadas, era algo difícil, pero gracias a la introducción de la nueva tecnología, hoy todo es diferente, aunque no podemos negar que estábamos enamorados de lo que hacíamos y lográbamos llegarle a los oyentes, que era nuestro principal objetivo”.

Para los sonidistas actuales  las cosas han cambiado, no se puede negar que el trabajo se humaniza y les impone el reto de superarse, de conocer el campo del audio digital, que por cierto es muy amplio y se debe estudiar con profundidad y a la vez ejecutarlo, con la misión de lograr que el sonido salga limpio y con claridad.

En la actualidad esta planta radial, localizada al sur de la provincia de Las Tunas y que desde 1970 lleva el nombre de Radio Maboas, cuenta con la instalación de la fibra óptica y luego llegarán nuevos equipos, como trasmisores, por lo que al haber una señal limpia se debe emitir un sonido de mayor y mejor calidad.