La Marihuana o Cannabis sativa, es una planta herbácea con propiedades psicoactivas, que los seres humanos han utilizado desde épocas remotas, como fuente de fibra textil, aceite, alimento, droga o herramienta espiritual.

 

Pero no siempre su uso tiene los propósitos correctos, aseveró Andrés Duarte, subdirector de inspección en el Centro Nacional de Control de la Tierra en Amancio, al referirse a la legalidad acerca del cultivo, comercialización y consumo de esa especie.

En la más sureña de las localidades tuneras tuvo lugar un ejercicio nacional de prevención, donde se realizaron 85 inspecciones a zonas que tienen condiciones favorables para la plantación de marihuana, entre ellas las laderas de los ríos y lagos, aunque no se detectó ninguna incidencia.

Unido a la labor preventiva, también figuran seminarios y charlas con un fin educativo a los campesinos, en los cuales se dan a conocer las características de esa especie, además de las normas de conductas en caso de notarse la presencia de una plantación en sus propiedades.

Asimismo, se explica el contenido del Decreto-Lley 232, el cual se refiere a la confiscación de las tierras y bienes agropecuarios a personas que trafiquen, oculten o siembren la marihuana, así como su correspondiente tratamiento penal.