Amancio trabaja por una agricultura sustentable y productiva. Foto: Del Autor
Amancio trabaja por una agricultura sustentable y productiva. Foto: Del Autor

Compromiso, producción, eficiencia, control y exigencia, fueron términos muy utilizados durante los debates y análisis del balance anual de la Delegación Municipal de la Agricultura en Amancio.

 

Un extenso, profundo   y detallado informe reflejó deficiencias, logros y perspectivas de la función estatal de esa entidad, perteneciente al Ministerio de la Agricultura (Minagr) y no faltaron reflexiones, exigiendo trabajar para satisfacer la demanda agroalimentaria de la población.

En ese sentido los análisis se centraron en el cumplimiento de la entrega y cumplimiento de los planes de carnes, leche, viandas, granos y hortalizas.

Con particular incidencia se reafirmó la necesidad de elevar las herramientas del control estatal, con el objetivo de evitar el desvío de las producciones y la necesidad de optimizar el uso de recursos deficitarios como el combustible.

Para los agricultores del más occidental de los municipios tuneros es un imperativo la utilización de la tracción animal, la explotación de la tierra deficientemente aprovechada, rescatar las buenas prácticas del laboreo mínimo, la agricultura de conservación y los aportes de la ciencia y la técnica.

Misleidys Pardo Castañeda, Delegada del Minagr en Amancio, puntualizó sobre la importancia de la vinculación de los cuadros con las bases productivas, en aras de alcanzar las 30 libras per cápita de agro alimentos para la población.

También se refirió al vital rol que desempeña la capacitación a productores y al personal vinculado con la producción de alimentos, además de reconocer la importancia de incrementar las exportaciones, y concretar proyectos de desarrollo local.

La ganadería amanciera está comprometida en aumentar la masa ganadera, disminuir las muertes vacunas, cumplir el plan de nacimiento y mejorando los indicadores de la reproducción en el sector campesino y cooperativo.

El balance anual de la Delegación de la Agricultura en Amancio, fue escenario para reconocer a un grupo de trabajadores y directivos destacados y, en especial, a Martha Urquiza Atencio, seleccionada como la mejor capacitadora de Las Tunas.

El subdelegado de ganadería en Las Tunas, Jorge Luís Echevarría Losada, con sólidos argumentos explicó la importancia que para los momentos actuales, tiene el cumplimiento del encargo estatal y la satisfacción de la demanda de agro alimentos de los más de 38 mil amancieros.