Camilo Cienfuegos, 88 aniversario

Un hombre de extraordinarias e inagotables virtudes, de profunda fidelidad a la Revolución Cubana, nació el 6 de febrero de 1932 en La Habana.

Sin embargo, el paso indetenible del tiempo y el decursar de su existencia, hicieron de Camilo Cienfuegos un prestigioso y respetado combatiente, dirigente de la Revolución Cubana.

Por eso, justo cuando se cumplen 88 años de su natalicio, los pioneros amancieros hablan de Camilo con seguridad y transparencia, pues saben a ciencia cierta quién fue el Héroe de Yaguajay.

Lilianny Martínez Pérez y Carla Cristina Remón Cabrera, cursan el sexto grado en la escuela primaria que lleva su nombre, en el municipio de Amancio. Ambas cuentan que Camilo procedía de una familia humilde pero honrada y revolucionaria.

Saben de muchas anécdotas donde, el hombre de la sonrisa amplia, siempre dejaba una enseñanza positiva. Al igual que el resto de sus compañeros, estas niñas reconocen los valores que lo distinguieron y por eso quieren ser como él.

La impronta de Camilo trasciende las páginas de los libros y cobra vida en la voz de quienes disfrutaron de su paso por esta parte de la geografía tunera. Liset Martín Marcheco, directora del Museo Amancio Rodríguez, sobre esa histórica visita, describió que entre el 11 y el 13 de septiembre de 1958, Cienfuegos Gorriarán estuvo en nuestra localidad.

Testigos de aquella inolvidable visita, se conservan sitios como Laguna Baja, Kilómetro Uno, Zumacará y San Miguel del Junco, donde se unió a la columna del Che.

Era tanta la lealtad de Camilo hacia Fidel y hacia su pueblo, que sobre ella el Che expresó: "En su renuevo continuo e inmortal, Camilo es la imagen del pueblo". Por eso cada 6 de febrero Camilo revive en el corazón de Cuba.