El 2019 fue un año de duras batallas para la Empresa de Comercio y Gastronomía en Amancio. A partir de la disminución en la entrada de recursos muy demandados para los pobladores en el tercer trimestre del año, no se cumplió la circulación mercantil. La máxima dirección del país implementó medidas y ajustó los planes previstos. Acerca de esta temática, comparecieron los invitados al programa Micrófono Abierto de Radio Maboas.

Las ventas totales alcanzaron el 91.4 por ciento, ingresando alrededor de 68 millones de pesos. No obstante, varias unidades lograron iniciar cambios en su imagen que inciden en mayor confort y más calidad en los servicios que se prestan. Esto no quiere decir que alcancen todo su esplendor, pero si se aprecian cambios favorables.

En el 2020 al plan se suman 21 millones de pesos más, si se compara con el anterior calendario, para un total de 86 millones. Para lograr este ingreso deben aumentar los surtidos para ofertar a la población, ya sean de aseo, ventas de ropas recicladas, ofertas gastronómicas e iniciativas encaminadas a producir más.

Hoy las gestiones tendrán más oportunidades teniendo en cuenta las medidas inmediatas a partir del proceso de transformación que lleva adelante dicha empresa. La compra directa con los  campesinos ya es una realidad con precios aprobados a nivel nacional y la facilidad de pago a través de cheques y transferencias bancarias; por los que los productores reciben el dinero de inmediato.

En otro orden de información, en el programa de opinión y debate, también se conoció de la preparación que debe recibir el personal que trabaja directamente con los clientes, la distribución de productos de primera necesidad, tanto en el sector urbano como en el rural.

También los presentes hicieron un llamado a la siembra de cultivos como especias, vegetales, hortalizas, entre otras, aprovechando cada espacio en los alrededores donde están ubicadas las unidades.

La Empresa de Comercio y Gastronomía en la más occidental de las localidades tuneras aporta alrededor del 80 por ciento al presupuesto local, razón por la que es imprescindible abrirse paso ante las carencias y dificultades, y crecerse a favor de más ofertas con calidad para los amancieros.