La iniciativa para un desarrollo local persigue lograr la participación activa de los gobiernos en su estrategia de desarrollo, mediante la gestión de  proyectos económicos que logren autofinanciarse y, a su vez, generar ingresos. La meta está en que la población de beneficie en todas sus variantes.

Se trata de impulsar un desarrollo más sostenible, teniendo en cuenta el llamado que nos hace la máxima dirección del país para que cada localidad logre su propio autoabastecimiento y progreso.

Hoy en Amancio se trabaja en la actualización de la estrategia de desarrollo, a partir de los cambios que se generan en el país. Para ello es fundamental partir de las necesidades y hacer un diagnóstico real del territorio.

En ello va implícito la situación geográfica, hidrografía, vías de comunicación, características del suelo, entre otros aspectos esenciales del municipio.  El programa de opinión y debate Micrófono Abierto analizó la temática con especialistas del Centro Universitario Municipal (CUM) y Coordinadores de Programas del Gobierno local.

Los presentes coincidieron en que es necesario que cada entidad diseñe su propia estrategia, además de crear las condiciones para designar a una persona al frente de esta responsabilidad.


El CUM juega un papel fundamental en la preparación y coordinación de los proyectos. Pero se precisa de mentes más abiertas teniendo en cuenta que los proyectos exigen más horizontalidad en función de un próspero desarrollo.

En Amancio son suficientes las potencialidades de progreso. Solo se necesita cumplir con lo que norma la iniciativa de desarrollo local y adaptarla a nuestra realidad, según las necesidades y prioridades de quienes habitamos en la más occidental de las localidades tuneras.