La política de la vivienda es una prioridad en nuestro país, a pesar de las carencias y limitaciones. Tres elementos esenciales forman parte de un mecanismo creado para beneficiar a quienes más lo necesiten: la vía estatal, esfuerzo propio y entrega de subsidios. Otros indicadores van encaminados a la eliminación de pisos de tierra, construcción de cisternas y rehabilitaciones.

En el municipio de Amancio, el 42 por ciento del fondo habitacional clasifica entre regular y mal. Por esa razón las acciones se centran en la culminación de aquellas viviendas planificadas. En el 2020, al cierre del mes de febrero se culminaron 28, según lo pactado,  se trabaja en la recepción de solicitudes de subsidios hasta el 13 del presente mes, además de encaminar 26 pendientes del pasado año.

Hasta la fecha en esta sureña localidad tunera hay identificadas 89 madres con más de tres hijos  que presentan situaciones constructivas sus casas.  Especialistas de este programa priorizado en el municipio, comparecieron en el espacio radial de opinión y debate, Micrófono Abierto.

Beatriz Fuentes, directora en funciones de la Vivienda, explicó que en cada una de las modalidades se tiene en cuenta, según la política demográfica, a las madres con mayor número de hijos/as. Dijo, además, que los técnicos de la vivienda tienen la misión de viabilizar los trámites en cada uno de los consejos populares. Hoy en Guayabal existe una oficina creada para estos fines.

En el programa de opinión y debate también se conoció cómo marcha la implementación de las regulaciones aprobadas en el año 2019, relacionadas con la legalización y aprobación de locales y viviendas arrendadas, entre otras cuestiones.

Otros temas como el ordenamiento territorial y urbanístico, así como la ejecución  de organismos constructores,  formaron parte de la agenda informativa de Micrófono Abierto, donde la razón y la verdad cabalgan sobre la palabra.