Primero de Mayo

La llegada del Primero de Mayo trae apareja una jornada de celebración, donde se reconocen los resultados de los colectivos y se trazan nuevas metas en el trabajo para etapas posteriores.

En el más sureño de los municipios tuneros, por ejemplo, la ocasión resulta propicia para destacar aquellos colectivos que durante todo el año contribuyen de manera notable al desarrollo socio-económico de la localidad y marcan pautas en el quehacer proletario.

En ese sentido vale resaltar los indicadores del centro de producción de alimentos Pedro Plaza Fernández, cuyo colectivo cumplió los indicadores económicos, tales como la cuota sindical el Aporte a la Patria y a la Anir, a la vez que se apoyan programas priorizados como el Materno-Infantil y de niños con enfermedades de baja prevalencia.

En el ámbito productivo se cumple el plan correspondiente al cuatrimestre, gracias a los acumulados de meses anteriores, pues en abril se afectó la entrada de materias primas para la elaboración de los diferentes surtidos.

El cumplimiento de las medidas orientadas por la máxima dirección del país constituye otra de las aristas que, en este colectivo, constituye una muestra de apoyo a la Revolución a los líderes.

Varios trabajadores mayores de 60 años, o con fragilidad en la salud por padecer enfermedades crónicas, permanecen en sus hogares como medida de seguridad. Mientras, quienes aún se mantienen activos, redoblan esfuerzos en el cumplimiento de la tarea diaria y extreman las medidas de higiene personal y colectiva.

Entre las motivaciones que tienen los trabajadores del centro de producción de alimentos Pedro Plaza Fernández, del municipio de Amancio, está la ratificación de la condición de Colectivo Vanguardia Nacional durante el año en curso.

Con el compromiso de continuar contribuyendo a la alimentación del pueblo y sustituir importaciones, este colectivo representa un ejemplo de consagración y entrega donde cada día apuestan por más.