La célebre orquesta cubana Anacaona, fundada en el año 1932 por Concepción Castro y sus hermanas Alicia, Ada, Xiomara, Algimira, Caridad y Olga, imprimió alegría y puro sonido caribeño a la segunda jornada del evento sociocultural Solyarte 2013, que finalizará hoy en el poblado costero de Guayabal, a unos 17 kilómetros de la cabecera municipal de Amancio, en la provincia de Las Tunas.

Dirigido actualmente por la carismática Georgia Aguirre González, el ensemble femenino es considerado uno de las principales exponentes de la llamada música salsa, y tuvo la deferencia de participar en el convite marino, para beneplácito de los guayabaleros, amancieros y visitantes en general.

Conocidas por el sobrenombre de Las Mulatísimas del Sabor, las Anacaonas interpretaron temas conocidos, demostrando la gracia, la simpatía y la belleza que las han llevado a ser declaradas Patrimonio Cultural de Cuba y ganarse un espacio respetable en el complejo sonoro de la Isla.

Otra nota distintiva del festín marino en Guayabal fue la presentación de la orquesta Bakuleyé, liderada por Pedro Pablo Pérez, que al igual que sus compatriotas hicieron bailar a un público heterogéneo, y  ha compartido también con el talento de artistas y creadores del patio e invitados.

Propuestas relacionadas con la música, la literatura, la historia, las artes plásticas, y la danza, se conjugan en simbiosis perfecta con el entorno del litoral, en la que no faltan las costumbres, tradiciones y modos de vida de los habitantes de esta porción sureña situada a orillas del Golfo de Guacanayabo.

Para esta noche, el colofón de cierre del Solyarte 2013 será una gala en la que participarán destacados exponentes del arte local y de la provincia de Las Tunas, así como la siempre esperada selección de la sirena y sus corales, previa a una singular ceremonia que encabeza Neptuno, el dios del mar en la mitología griega.