Imprimir
Categoría: Amancio
Visto: 233

Evitar la acción de especuladores y revenderos es misión del Destacamento de Apoyo Popular. Foto: Del Autor
Evitar la acción de especuladores y revendedoros es misión del Destacamento de Apoyo Popular. Foto: Del Autor

Parafraseando al Ché una representación del pueblo amanciero agrupado en el Destacamento de Apoyo Popular (DAP), se dispone a  no ceder "ni un tantico así", ante ciudadanos inescrupulosos que aprovechando la situación económica del país perturban la tranquilidad ciudadana y el orden interior en la localidad.

La revolucionaria fuerza, integrada por cederistas, federadas y trabajadores de diferentes sectores, tienen como misión fundamental desaparecer del entorno local la negativa incidencia de coleros, revendedores, acaparadores y especuladores.

Los principales establecimientos de las cadenas Cimex, TRDCaribe; los mercados Ideal y agropecuario, la cadena cubana del pan, pescadería, farmacias y el punto de gas licuado, estarán en el radio de acción de los subgrupos que conforman la nómina del DAP.

Enfáticas fueron las intervenciones de los representantes de la Fiscalía, el Tribunal Popular Municipal y los órganos del Ministerio del Interior,  en el ámbito de la gestión jurídica, legal y penitenciaria en aras de garantizar que los productos y artículos de primera necesidad lleguen sin dificultad al pueblo trabajador.

La secretaria del Partido en Amancio, Yaquel Vargas Castañeda, al abanderar el Destacamento de Apoyo Popular, reafirmó la responsabilidad de mantener  el orden y la seguridad en los 13 puntos caracterizados como vulnerables y convocó a los miembros de esa estructura a mantener una conducta en correspondencia con la legalidad vigente en el país.

El inicio de la operación de lucha contra coleros, revendedores y acaparadores  responde al reclamo popular de poner coto a esas manifestaciones delictivas que echan por tierra los esfuerzos del gobierno revolucionario para, en medio de la irracional política de acoso y bloqueo de la administración norteamericana, garantizar los productos básicos a la población.