Amarilis Lorenzo Puga recibe el reconocimiento como cuadro destacado. Foto: Danay Naranjo Viñales
Amarilis Lorenzo Puga recibe el reconocimiento como cuadro destacado. Foto: Danay Naranjo Viñales

Amarilis Lorenzo Puga es de las tantas amancieras que reciben el sol cada mañana con la inquietud de una hormiga laboriosa y la responsabilidad de una tarea por cumplir.

Esa virtud, la heredó de sus padres, de quienes aprendió también el trabajo en la organización de la familia cubana.

"Desde pequeña andaba detrás de mi padre en actividades de los CDR porque él era dirigente base. Vivíamos en la zona de los kilómetros y allí  se celebraban las fechas importantes y se cumplían a cabalidad las orientaciones del secretariado municipal y la dirección provincial".

"Aunque también  viví en el municipio Morón, Ciego de Ávila, y en el vecino Colombia, siempre he mantenido la actividad cederista como lo más importante porque realmente me gusta lo que hago en la organización".

Con casi treinta años de labor en las filas de los Comités de Defensa de la Revolución, Vanguardia Provincial y Nacional durante varios años, Amarilis suma a su lista de resultados el de Mejor Cuadro en la provincia de Las Tunas durante el período 2019-2020.

"Realmente me sorprendí cuando me eligieron mejor cuadro. A pesar de que formamos parte de la emulación, pocas veces nos vemos como tal. Soy la coordinadora municipal de los CDR, pero atiendo el Consejo Popular 05 Los Kilómetros, zona donde exijo al doble el cumplimiento de las tareas porque me gusta dar el ejemplo con cada acción, con el trabajo diario".

"En estos cuatro años como coordinadora tengo el privilegio de que este municipio alcanzara la condición de Vanguardia Nacional. Es un orgullo para mí y para la familia amanciera".

Aunque este 28 de septiembre la celebración por el cumpleaños de la organización de la familia cubana será diferente, ahí estaré.

"La Covid-19 no impedirá que cada vivienda se adorne con banderas, carteles y pancartas alegóricos a la fecha. A las 9 de la noche apagaremos las luces para contribuir con el ahorro de electricidad y no puede faltar el aplauso a nuestro glorioso ejército de batas blancas".

Esta mujer encuentra en los CDR su mayor pasión. Se considera una eterna servidora de la organización y por ello no encuentra obstáculos en su trabajo diario. Mujeres como ella hacen posible una festividad como la de hoy. Ella, sin dudas es de las imprescindibles.