Servicios judiciales en Amancio. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

Cuba encamina acciones para garantizar que la población no se dilate en la resolución de trámites o para recibir determinado servicio.

Un ejemplo es el trabajo que desarrolla el Ministerio de Justicia que implementa Resoluciones como la 325 puesta en vigor este año, y que evita que las personas necesiten certificaciones para prestaciones en entidades como: Etecsa, Vivienda, las oficinas de gas licuado o en Educación por citar algunos ejemplos.

Esto sin lugar a dudas simplifica la gestión en esos lugares pues ahora con solo presentar el carné de identidad se pueden resolver varios trámites, lo que representa un considerable ahorro de recursos, y de tiempo para la búsqueda de los datos que se solicitan ya sea en la Notaría, el Registro Civil o de la Propiedad.

No obstante todavía hay que continuar dando pasos hacia la informatización de la sociedad, pues no siempre las condiciones técnicas son las mejores, así como se deberían correr gestiones entre las entidades, o concentrar servicios lo que agradecería también la población.

Pero muy a pesar de todas las limitaciones se impone la voluntad y el empeño para eliminar la burocracia y que todo se revierta en calidad y eficiencia, que es la aspiración de quienes reciben un servicio