La Empresa de Servicios Portuarios, ubicada en el poblado costero de Guayabal, en Amancio, recibió la certificación de la calidad del azúcar y el alcohol por la Organización Nacional de Acreditación de los Laboratorios (ONAR), mediante la aplicación de la norma IEC 1725.

Según Nancy Rosabal Ríos, jefa del laboratorio de la instalación portuaria, dicha norma está reconocida a nivel internacional por 41 países, y en ella se analizan todos los parámetros de calidad del crudo, como son  la polarización, la humedad y el color del oro dulce, además del grado alcohólico, en el caso de los alcoholes.

“Con ello se cumplen los parámetros establecidos y demandados  por Cuba en sus exportaciones, y por los clientes externos”, afirmó Rosabal Ríos.

Mediante la certificación de calidad otorgada a la Empresa de Servicios Portuarios de Guayabal,  la Isla completa la aplicación de este sistema en los cuatro puertos, dedicados a la exportación de azúcar, dos de ellos situados en la provincia de Las Tunas.

Los portuarios amancieros también lograron cumplir  el plan previsto para el año 2013 al 135 %, reportando ganancias por concepto de pronto despacho superiores a los 60 mil pesos.

En la campaña azucarera, la Empresa de Servicios Portuarios Guayabal, en Amancio, operó 14 buques, todos con ingresos valorados en unos 40 mil pesos, declaró a Maboas Digital Orlando Viñales Varona, director de la Unidad Empresarial de Base Comerciales. 

Por su parte, el despacho de alcohol a  clientes extranjeros  supera las expectativas, teniendo en cuenta que la instalación portuaria guayabalera es la única del país que realiza esta actividad.