Las producciones de este centro son destinadas a la alimentación de los trabajadores del sector azucarero en las provincias de Camaguey y Las Tunas. Fotos: Rafael Aparicio Coello

Entre los rasgos que distinguen al colectivo del centro de producción de alimentos Pedro Plaza Fernández, en primer lugar hay que mencionar la unidad y a continuación enumerar otros como sentido de pertenencia, disciplina, aprovechamiento de la jornada laboral y  un espíritu creativo donde las innovaciones se convierten en brújulas y motor impulsor.

Por eso cuando, por iniciativa del Comandante en Jefe Fidel Castro, el país consagra el 13 de octubre, fecha que recuerda la nacionalización de la industria azucarera en 1960, como la jornada de homenaje al trabajador azucarero, vale la pena recurrir a la obra de esa entidad perteneciente a la unidad empresarial de base (UEB) TecnoAzucar de Las Tunas.

Iraldo Diego Suárez, director del "Pedro Plaza Fernández" desde su fundación hace 11 años, pondera las horas de entrega donde la voluntad vence al cansancio y noquea a la falta de insumos y materias primas. Ejemplifica su afirmación con el funcionamiento de una marmita, un horno, despulpadoras, enchapadoras y muchos equipos más que hacen del proceso productivo una tangible realidad.

Por su parte Virgilio García Puga, secretario de la sección sindical hace referencia a la agilidad en el cumplimiento de las tareas numéricas de la organización, la atención al trabajador, el mejoramiento de las condiciones en cada puesto de trabajo y a la comprensión de la administración al desempeño laboral y gremial.

Una amplia gama de productos sale de las laboriosas manos de los más de 70 trabajadores del centro, entre las es justo mencionar las masas cárnicas, embutidos, conserva de frutas, siropes y ahumados, todos destinados a la alimentación de los trabajadores del sector en las provincias de Camaguey y Las Tunas.

Como si todo eso fuera poco en las áreas aledaña a esta fábrica de alimentos florecen plantaciones de yuca, plátano, boniatos, cocos y guayabas, todos como parte del paquete del autoconsumo colectivo que beneficia el comedor del centro y a la familia de los trabajadores.

En los últimos tiempos incursionan en la sustitución de importaciones. Así la harina de arroz  reemplaza a la costosa y escasa harina de trigo y en un pequeño local ya se producen las primeras muestras de jabón, betún y tinta para calzado, mientras que se realizó el movimiento de tierras donde florecerá un huerto.

Con todos esos argumentos resulta fácil  comprender por qué el centro de producción de alimentos  Pedro Plaza Fernández del municipio de Amancio, ostenta la condición de Vanguardia del Sindicato Nacional de Trabajadores Azucareros, reconocimientos, sellos y diplomas de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores, entre otras significativas distinciones.

 

En áreas de esta fábrica forecen plantaciones de yuca, plátano, boniatos, cocos y guayabas, todos como parte del paquete del autoconsumo colectivo. Foto: Rafael Aparicio Coello

Las producciones de este centro son destinadas a la alimentación de los trabajadores del sector azucarero en las provincias de Camaguey y Las Tunas. Foto: Rafael Aparicio Coello