Alternativas amancieras en tiempos difíciles. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

Alejandro Gómez García, es cochero, y hace más de un año se vinculó a la Unidad Empresarial de Base Eléctrica del municipio de Amancio. Se enteró que se necesitaba un trabajador del sector no estatal para apoyar las labores de este centro por las carencias con el combustible y la situación técnica de los carros que no era la mejor, y desde entonces está incorporado a este importante serctor.

Alternativas amancieras en tiempos difíciles. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

El trabajo de Alejandro, ha sido vital en este tiempo porque ha garantizado que se realicen tramites que son muy demandados entre los clientes amancieros.

Tiene un horario establecido desde las 7 de la mañana a las 5 de la tarde dentro de la zona urbana, pero cuando se necesita fuera de su jornada laboral para resolver cualquier problemática que se presente ahí esta presto a colaborar.

Comenta que ha aprendido mucho con los linieros del trabajo de las redes, y se siente satisfecho de poder aportar a que la población reciba un servicio de calidad, ademas de poder compartir con un colectivo que lo acoge como uno más entre sus filas.

Amancio fue el iniciador en la provincia de Las Tunas de la experiencia, que se implementó más tarde a al resto de los municipios, y que  la Unión Eléctrica la tomo como referencia.

Con la contratación de un trabajador no estatal la unidad empresarial de base Eléctrica en Amancio logró que en el año 2019 de 300 trámites para cambio de voltaje y nuevos servicios solo quedaran pendientes 14, sin contar el ahorro de más del 50 % del combustible para los compromisos del área Comercial, y la satisfacción de los clientes con la prestación de los servicios.

Alternativas amancieras en tiempos difíciles. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada