A partir de las medidas implementadas en el país con el objetivo de mejorar el fondo habitacional, los amancieros valoran de positivos los esfuerzos para garantizar la estabilidad en las ventas de materiales de la construcción, cuyos valores superan el 115 por ciento de los planes previstos.

Si bien se reporta un incremento de los volúmenes a comercializar, todavía hay mucha demanda y es preciso una mayor organización e integración tanto con los proveedores como con las instituciones, involucrados en este programa.

Julio Molina, subdirector del Grupo Empresarial de Comercio en el municipio de Amancio,  dijo que los productos más solicitados por la población continúan siendo los áridos, bloques, barras de acero y cemento, tanto en bolsa como a granel, los cuales, a pesar de cumplirse los planes de entrega pactados con la industria, aún no cubren las necesidades actuales.

En este sentido, precisó Molina, se insiste en el cumplimiento de los contratos con la industria de materiales, y otras empresas proveedoras, tal es el caso de las fábricas de aceros y de cementos, para mantener la estabilidad en el suministro a las tiendas habilitadas para su expendio a la población. 

Los clientes amancieros destacan que la calidad y variedad de los elementos constructivos en oferta es buena, incluidos los herrajes para instalaciones hidráulicas, muebles sanitarios, losas para pisos y enchapes, pinturas, conexiones eléctricas, lámparas fluorescentes y bombillos, entre otros.