Fidel Castro Ruz

Fidel, es símbolo de libertad, de justicia, de dignidad, su obra encierra en si la esencia misma de la Revolución, esa que construyó y defendió hasta el último aliento.

Fidel Castro Ruz

Eligió estar al lado de los humildes, por eso fue el primero en el Moncada, en el Granma, en la Sierra, en Girón, en extender el brazo para donar tu sangre a las víctimas de Perú, en el corte de caña para apoyar la zafra, porque siempre ha sido ejemplo.

Como Prometeo llevó la luz a sus hijos para alejarlos de la oscuridad, de la ignominia y la ignorancia para que fueran libres de espíritu y de pensamiento. Por eso en su alegato no le importó la condena, la historia lo absolvió y le dio la razón, había que hacer una Revolución para devolverle la dignidad a su Patria.

Celebramos su vida, el tener la dicha de haber nacido en esta tierra suya que abrió al mundo para cobijar a quienes necesitaron calor humano: como los niños de Chernóbil, o los hermanos latinoamericanos que recuperaron la visión para ver los encantos de esta Isla bella y hospitalaria,  pero no le basto y llevó el pan de la enseñanza a otros rincones del mundo, repartió salud y esperanza por los rincones más recónditos del mundo. Esas fueron sus enseñanzas, por eso compartimos lo que tenemos  por el bien común.

Por eso que nadie diga que se ha ido, Fidel, esta más presente que nunca, permanece vivo en nuestros corazones, ños señaló  el camino y aquí estamos para seguir su estrella y construir bajo su guía ese mundo mejor y posible que soñó.