Yanlier Green Rondón, pionero de sexto grado de la escuela Camilo Cienfuegos en Amancio. Foto: Consuelo Corrales Fonseca

Colman la avenida Aurora del municipio de Amancio  los maestros y alumnos prestos a llegar a la  escuela primaria Camilo Cienfuegos Gorriarán.  Allí lo espera,  firme, la institución educacional  para una nueva jornada que  agrupa  a  130 pioneros,  20 docentes  y 8 no  docentes, en este  curso  escolar 2020-2021 en el que aprenden de las materias lo útil y novedoso para emprender el futuro.

“Cuenta en su matrícula con  pioneros de primero a  sexto  grados y en el caso de preescolar con dos aulas”, reflejó Zamira Viñales  Varona, Jefa de ciclo de dicha institución educativa, quien agrega  que “está listo el personal para enfrentar la misión, en las que se incluye el proceso docente educativo, la capacitación y el seguimiento a las medidas para  enfrentar la Covid- 19 en la nueva normalidad”.  Así vuelve  la escuela a convertirse  en el centro más importante de la comunidad. 

Escuela Camilo Cienfuegos en Amancio. Foto: Consuelo Corrales Fonseca

Es un punto de referencia el trabajo  de la escuela con las organizaciones políticas y de masas. Un lazo que tiene su mejor desempeño con los pioneros, avala el resultado los reconocimientos recibidos por  los CDR Y FMC a nivel  municipal y provincial.

La educación física forma parte del quehacer de los pioneros en este centro de educación primaria. Yanelsy Pacheco Suterland, refiere: “el deporte en este centro es comunitario porque se vincula  con las actividades que se desarrollan  en el  barrio”. Por ello sugiere “usar el nasobuco y mantener el distanciamiento físico en los ejercicios, difícil pero se logra”.

Para la Psicopedagoga Leslie Seguro Massó es una preocupación los niños que no vencen los objetivos del grado. Es una prioridad el seguimiento a las necesidades educativas de los pioneros, la diferenciación en cada colectivo  y asignaturas, en las  escuelas y reuniones  de padres, así como en  la relación estrecha con la familia, importante en este proceso, acotó.

Por su parte Rafaela Guevara Ramírez, maestra que lleva varios años en su labor como educadora, pero el trabajo con pionero le llega más al corazón. En su empeño el mayor desafío es cumplir con las medidas de enfrentamiento a la Covid-19, el trabajo político ideológico.

Amante de la Historia viva, Rafaela expresó  “la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana está incluida en la agenda  pioneril.  Es un trabajo que se lleva a cabo con  los  protagonistas. Los pioneros que no solo le llaman por el nombre sino  también Combatiente, como muestra de respeto”.

El tratamiento a las efemérides ocupa un espacio importante  en el centro de ahí su importancia.

“Quiero estudiar medicina para salvar las vidas de  muchas personas” fueron las palabras de Yanlier Green Rondón pionero de sexto  grado y  ávido por demostrar sus habilidades me llevó hasta la biblioteca a buscar su libro  favorito. En el estante de literatura infantil buscó  minuciosamente  el libro de  La edad de Oro de   José Martí  quien dedicó  cuentos a los niños, pero a  Yanlier todos les gustan, porque le apasiona la lectura.
   
El curso escolar 2020-2021 para maestros  y alumnos de la escuela primaria Camilo Cienfuegos Gorriarán es un desafío por las nuevas exigencias que impera en el territorio de Amancio el enfrentamiento a la Covid-19.  El amor a la profesión va más allá. Los esfuerzos se multiplican en el proceso docente educativo,  el seguimiento a los pioneros  que no vencen los objetivos del grado. El trabajo político ideológico  con las fuentes vivas, y que la educación física sea  motivo de recreación en el barrio son para el claustro una prioridad. Así la escuela seguirá como  el centro más importante de la comunidad.

Escuela Camilo Cienfuegos en Amancio. Foto: Consuelo Corrales Fonseca

Escuela Camilo Cienfuegos en Amancio. Foto: Consuelo Corrales Fonseca

Escuela Camilo Cienfuegos en Amancio. Foto: Consuelo Corrales Fonseca

Escuela Camilo Cienfuegos en Amancio. Foto: Consuelo Corrales Fonseca

Escuela Camilo Cienfuegos en Amancio. Foto: Consuelo Corrales Fonseca