Analizan trabajo sindical en Amancio. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

El correcto funcionamiento de las secciones sindicales es pilar importante para que se refuerce la unidad de los trabajadores y con esto se logren los objetivos planificados y se cumplan las tareas en cada colectivo laboral.

Por eso y luego de un previo y profundo análisis, se impone la adopción de medidas que partan desde la base para lograr la representatividad de nuestros dirigentes sindicales.

Muchas son las tareas a cumplir. Es una realidad que hay que redoblar la vigilancia  y fomentar el control interno para disminuir los hechos delictivos en centros de trabajo. De ahí lo necesario de retomar la guardia obrera con la seriedad que lo amerita.

Hay que decir que en Amancio, existen sindicatos como el azucarero que a pesar de tener un trabajo sostenido, deben apretar el paso y redoblar esfuerzos, fundamentalmente en esta etapa próxima al inicio de la zafra azucarera.

Vale aclarar que a pesar de que estos colectivos no estarán insertados directamente al proceso de fabricación de azúcar, si tienen el alto compromiso de  garantizar el aporte de caña al vecino central Colombia para que este cumpla la meta propuesta y contribuir a restablecer nuestra economía.

Pero aquí también se impone la creación de las condiciones de trabajo, con énfasis en la alimentación y la disponibilidad de otros insumos que aporten a su bienestar y desempeño, esa es responsabilidad de la sección sindical para que  la venidera contienda resulte satisfactoria.

Es necesario además conversar con los trabajadores sobre los cambios que experimentará el país en días próximos, se impone trabajar para que los pagos que se realicen tengan un respaldo productivo y que se cumpla el objetivo propuesto de elevar los indicadores económicos en cada sector.

No podía dejar de mencionar las dificultades que presenta el sindicato agropecuario, quienes enfrentan la carencia de insumos indispensables para su desempeño, aunque esto no interfiere en su compromiso de producir alimentos para el pueblo.

Otro de los sectores donde existen mayores transformaciones es el sindicato del Comercio y la Gastronomía, quienes transitan por un proceso de ordenamiento, por lo que la responsabilidad es superior para lograr un servicio de calidad y la complacencia del cliente, en medio de las carencias de recursos y materia prima que enfrentamos.

En fin, hay que decir que al movimiento sindical amanciero le quedan grandes retos por materializar, siempre protegiendo al trabajador y exigiéndoles el cumplimiento de su deber en cada puesto de  trabajo. Solo así saldrá adelante nuestra economía.

Analizan trabajo sindical en Amancio. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada