Por el equilibrio económico

Este 2020 se ha caracterizado por escenario económico complejo. Al recrudecimiento del bloqueo impuesto por el gobierno estadounidense hacia la Isla, se suman los efectos derivados de la presencia en Cuba de la Covid-19.

En este período se fortaleció el trabajo de los hombres y mujeres del sector económico, pues a pesar de las medidas adoptadas en el país para enfrentar la pandemia, nadie quedó desprotegido y se mantuvieron servicios vitales para la población, así como, los beneficios que reciben núcleos y personas vulnerables o con bajos ingresos económicos.

Hay que reconocer que durante esta etapa se desarrollaron acciones dirigidas a fortalecer el papel de los economistas en cada puesto de trabajo, con el fin de contribuir al perfeccionamiento del sistema empresarial y presupuestario.

Acciones de capacitación, plenarias sobre los resultados de la economía, eventos de forum para presentar posibles soluciones a problemas del sector, son algunas de ellas.

En ese sentido, vale reconocer el papel de los 243 profesionales de las Ciencias Económicas, técnicos medios y otros especialistas que integran las 16 secciones de base de al Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba en esta localidad.

Ellos asumen el reto, ahora, de enfrentar un proceso de reordenamiento económico que demanda mayor preparación y capacidad para asumir un grupo de transformaciones en todos los sectores de la sociedad amanciera actual.

Entre las perspectivas para lograr el desarrollo económico, los especialistas locales insisten en el rescate de potencialidades, es decir, de aquellos renglones que en épocas anteriores favorecieron determinados frentes productivos.

Así, por ejemplo, con destino a la exportación se potencia la producción de carbón vegetal, la miel de abejas, el alcohol y sus derivados. Además, se estudia la posibilidad de incorporar algunas líneas productivas de la unidad empresarial de base Pesca Guayabal al mercado extranjero.

Sin dudas, cuando hablamos de desarrollo, de transformaciones y de un año nuevo que estamos prestos a recibir, el papel de los economistas y su importancia dentro de la sociedad se fortalece.

Por eso es permanente el reconocimiento a esos hombres y mujeres que día tras día cumplen con la responsabilidad de manejar los indicadores económicos, con el firme compromiso de mantener el equilibrio de esa rama de la que al final, nos beneficiamos todos.