Agro-forestales amancieros se proponen  nuevos retos para el 2021. Foto: Ana Iris Figueredo Torres

Cumplir los planes propuestos en cada esfera y proteger a sus trabajadores ante la Covid 19, son dos de los propósitos que van de la mano entre los trabajadores de la unidad empresarial de base (Ueb) Agro-Forestal Amancio.

Una de la metas de este colectivo en el 2020, fue lograr plantar 42 hectáreas en el Monte de San Miguel del Junco con especies maderables como la Llana, cuyas posturas se lograron en el vivero de la comunidad de Haití, el que se localiza más cercano al área de plantación.

De esta forma se ahorró combustible y se facilitó su traslado al área de plantación, según refiere Ricardo Núñez Leiva, director de la referida entidad en el más occidental de los municipios tuneros.

Esta alternativa permite además incrementar el plan de posturas y así cumplir otros planes de producción como es la madera aserrada, rolliza, la que usan algunos organismos para la confección de parles, ranchones o viviendas, entre otros, permitiendo además cumplir con el encargo estatal con destino a otras provincias.

Por su parte el Cuerpo de Guarda-bosques (CGB), también ejecuta varias acciones para prevenir la ocurrencia de incendios, los que afectan directamente a las áreas boscosas, principalmente la de San Miguel del Junco.

De acuerdo con Sergio García Puga, representante del CGB en la localidad, entre estas labores de prevención sobresalen los conversatorios con transeúntes, se crearon vallas y carteles con temas preventivos que ayudan a identificar estas áreas como de gran importancia para el municipio y el país de ahí la importancia para su preservación.

Tomando como referencia el año 2019, el recién concluido calendario se mostró en el municipio de Amancio con resultados favorables en cuanto a estos catastróficos eventos y se refuerzan las medidas preventivas para superar los resultados.