La fuerza más productiva del país el Ejército Juvenil del Trabajo (EJT) arribó este 3 de agosto a 40 años de creado con la satisfacción de haber cumplido exitosamente las diversas tareas en las que han estado presentes, entre ellas impulsar el programa de desarrollo y recuperación del ferrocarril.

En el municipio de Amancio se alza sobre rieles  un campamento ferroviario que acoge a 40 jóvenes soldados distribuidos en dos pelotones que se encargan de dar mantenimiento y mejorar más de 100 kilómetros de vía.

El Teniente Yunior González Aguilar, jefe del citado campamento en este sur occidental municipio tunero destacó que es significativo el impacto económico y social que han logrado con la actividad que realizan, pues de 40 kilómetros se lográ incrementar a 80 la velocidad de las locomotoras ahorrando combustible por este concepto.

González Aguilar dijo además que estas reparaciones evitan que los carros no frenen o patinen sobre las líneas garantizando la seguridad para que no ocurran accidentes haciendo más rápidos y cómodos los viajes de los pasajeros que deben utilizar este tipo de transporte.

Destacó que se ha trabajo en ramales que el tránsito era casi imposible y a partir de este trabajo se ha logrado una mejoría total como es el caso del asentamiento rural Las Pulgas.

Puntualizó además que no solo trabajan en aquellos lugares en los que tengan objetivos económicos, pues el objetivo es darle vitalidad a todos los   puntos de acceso al municipio.