Preparar a las nuevas generaciones para enfrentar los desafíos que entraña el cambio climático y con ello preservar la vida humana y la economía, es el principal objetivo de la Defensa Civil en Cuba, la cual  arriba hoy al aniversario 51 de su creación.

El Mayor Felipe Castellanos Guerra, quien se mantuvo al frente de este órgano en Amancio desde 1999 hasta junio del 2013, significó que gracias al trabajo mancomunado del pueblo y las instituciones del Estado, no se ha tenido que lamentar la pérdida de vidas humanas por el azote de fenómenos naturales extremos en los últimos 10 años.

Hizo mención  a nombres como Aida Villalobos, Gerónimo Varona, Crescencio Cuéllar, Elvia Carballo, Gaspar Carbonell, Cecilio Fernández y Juan García, quienes fueron fundadores de la Defensa Civil en esta localidad del sur tunero.

Por su parte, el Teniente René Aguirre Figueredo, jefe de este órgano en Amancio, indicó que cada año y previo al inicio de la temporada ciclónica, el Consejo de Defensa Municipal desarrolla el ejercicio popular Meteoro, donde se puntualizan las acciones para  enfrentar situaciones de desastres.

Aguirre Figueredo enumeró entre las medidas sistemáticas y diferenciadas para garantizar la seguridad de la población el aviso, la evacuación de personas, recursos y animales hacia zonas seguras, y la observación, así como el control de la contaminación química, radioactiva y biológica.