Con el desarrollo del seminario municipal a dirigentes sindicales, jefes de organismos y de recursos humanos, se inició en Amancio el proceso de preparación y capacitación para discutir el anteproyecto de ley Código de Trabajo.

Según declaraciones ofrecidas por Luis Cordoví, miembro del secretariado provincial de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) en Las Tunas, se trata de la tarea más importante que le corresponde realizar al movimiento obrero en este año, previo al XX Congreso, a afecetuarse en el 2014.

El dirigente sindical subrayó que se trata de un proceso de vital importancia pues marca las pautas para el perfeccionamiento de la economía y la sociedad cubanas, refrendadas en los lineamientos del Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), y los objetivos de su Conferencia Nacional.

El análisis del anteproyecto de ley Código de Trabajo abarca cuestiones relacionadas con la posibilidad de establecer una jornada de trabajo semanal de 40 a 44 horas, la regulación del otorgamiento de licencias no retribuidas a trabajadores con responsabilidades familiares y la supresión del trámite del traslado institucional del expediente laboral constituyen puntos novedosos en el instrumento sujeto al consenso de los obreros.

Entre los cambios propuestos en el esbozo legislativo está el que “regula en las relaciones de trabajo entre trabajadores y personas naturales autorizadas a actuar como empleadores, que las partes acuerdan las condiciones en que se desarrolla la labor y dispone condiciones mínimas en cuanto a la formalización, cláusulas de contratos, retribución, descanso, vacaciones y protección, seguridad e higiene; a garantizar por el empleador, así como las causas de terminación”.

A partir del 20 de julio se llevará a cabo en el municipio de Amancio un cronograma de asambleas de base en las que serán recogidas las preocupaciones, sugerencias y modificaciones al Código de Trabajo, el cual será aprobado en el cónclave de la clase obrera cubana.