El acertado y contundente discurso pronunciado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, sobre la necesidad de establecer el orden, la disciplina y la exigencia como elementos  impostergables en la actualización del modelo económico cubano han generado las más diversas opiniones entre los residentes en esta sureña localidad tunera.

“Un discurso muy claro que refleja los momentos que estamos viviendo con la situación que presenta la economía y la necesidad de perfeccionar nuestro modelo económico sin renunciar a la propiedad socialista sobre los medios fundamentales de producción, pues la empresa estatal socialista es la encargada de lograr transformaciones en la sociedad y la necesidad de continuar trabajando con respecto a  la dualidad de monedas”, expresó Raciel Ricardo, Fiscal Municipal.

En tanto, Roberto Lastre y Bárbara Viamontes, al referirse al tema de las indisciplinas sociales analizadas por el mandatario cubano en su intervención, coincidieron en que a ese fenómeno “hay que ponerle freno, y hacer una renovación en este sentido, pues existen normas de civilidad que debemos cumplir cada uno de nosotros”.

Por su parte, Geisy Pérez, educadora de esta localidad, reafirmó que llegó la hora de buscarse problemas y no tener miedo pues debemos combatir lo mal hecho sin pérdida de tiempo”.

Respaladan los amancieros el llamado de Raúl a eliminar la inercia y la necesidad de trabajar todos de conjunto para perfeccionar el modelo económico y social que construye el mayor de los archipiélagos del Caribe.