A unos 100 kilómetros de la Ciudad de Las Tunas, se encuentra el  municipio de Amancio, donde se apuesta por lograr la sostenibilidad del medio ambiente y legar a las generaciones futuras un planeta donde reine el equilibrio y la armonía entre todas las especies y ecosistemas.

Para lograr este propósito se realizan diversas acciones, según refirió Ana Iris Ponciano Peña, vicepresidenta del Consejo de la Administración de la Asamblea Municipal del Poder Popular, en esta sureña comarca tunera.

Ponciano Peña dijo que se realiza un diagnostico para conocer los riesgos ambientales centrados fundamentalmente en el tratamiento final que se da a los residuales sólidos y líquidos y en los que inciden las Empresas Pesqueras Granma, la Agencia de Servicios Portuarios, las Unidades Básicas Central Azucarero “Amancio Rodríguez” y de Derivados, Educación, Salud,  Acueducto y Comunales, entre otros.

También se evalúan aquellos organismos o empresas que pueden generar  la emisión de sustancias al medio ambiente, para tener un control sobre ellas y acometer acciones en función de evitar que contaminen el aire.

La dirigente gubernamental destacó además que procede a la demolición en el litoral costero de Guayabal de construcciones que dañan la duna, así como el sistema que se ha creado para retirar los escombros que serán reciclados y utilizados en nuevas construcciones para fomentar el desarrolló económico y social de esta demarcación.

Otra de las acciones es la reforestación que se debe realizar en todo el litoral para eliminar las plantas que degradan el suelo y sembrar uvas caletas y otras especies que regeneran la arena y el proyecto S.O.S Pesca, auspiciado por una Organización No gubernamental de Italia para erradicar las artes de pesca que puedan dañar la flora y fauna marina.

Todas estas medidas entre otras que se desarrollan en el municipio de Amancio tienen la finalidad de contribuir a fomentar una cultura medioambiental.