Ramón Olivera VeraLa historia  de los Comités de Defensa de la Revolución, (CDR) fue escrita por varios fundadores quienes como Ramón Olivera  Vera, residente en la Calle B del centro histórico del municipio de Amancio, dieron su paso al frente ante el llamado del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, de crear una organización  que respondiera energicamente a las constantes y actuales agresiones del imperialismo contra Cuba.

En dialogo con este cederista destacado a quien los años acumulados no le impiden que aún se mantenga activo dentro de estas filas, conocimos que en ese entonces la respuesta del pueblo fue inmediata y con sus palabras evocó los días fundacionales y se refirió a múltiples anécdotas de los años que siguieron a la creación de los CDR el 28 de septiembre de 1960.

Días en que la lucha era dura contra las acciones terroristas y de desestabilización de la contrarrevolución, todo en medio de condiciones de trabajo muy difíciles.

“La tarea fundamental era mantenerse vigilantes y combativos ante las constantes provocaciones del enemigo contra la naciente Revolución, pero también nos insertábamos a otras actividades como la distribución de alimentos, textiles y calzados, entre otros artículos, pues era necesario el control para una repartición equitativa de los recursos que nos llegaban”, apuntó Olivera.

"Cuando surgen los Comités  yo era muy joven pero ya trabajaba como administrador de una unidad comercial, por lo que me tocó vivir de cerca y cumplir con estas tareas y ocupar cargos en la organización y es motivo de orguyo conservar aún el carné que me acredita como tal ”.

Con el paso de los años los CDR cobraron fuerzas, se consolidó su funcionamiento pero para nadie es un secreto que a pesar del continuo trabajo, el desarrollo de eventos y asambleas que van desde la base hasta los de carácter provincial y nacional, así como muchas otras iniciativas, en algunas zonas el trabajo de los CDR se ha debilitado.

¿Como responder entonces a los enemigos de esta Revolución, a quienes nos censuran y profesan insultos  y en la mayoría de los casos, agreden los principios que no mantienen de pie?, pregunta Olivera.

Hoy los cubanos vivimos momentos difíciles donde la labor cederista es determinante, se impone trabajar con la juventud, ocuparlos y responsabilizarlos con el papel que les corresponde desempeñar, porque somos patriotas y estamos orgullosos de vivir en esta isla y tener una organización que defienda el sistema que escogimos hace más de 5 decadas.

Los Comités de Defensa de la Revolución es una organización de masas, la más grande del país que constituyó desde su creación, la respuesta enérgica del pueblo cubano al terrorismo de estado desatado por el gobierno de Estados Unidos, la CIA y el Pentágono contra Cuba.