El Octavo Congreso de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR)  se desarrollará en La Habana del 26 al 28 próximos, por lo que los delegados a esta magna cita ya tienen la documentación necesaria a fin de lograr mayor eficacia en su labor frente a los nuevos desafíos.

Luis Escalona Padrón, a quien le fue otorgada la condición de Vanguardia Nacional junto a la zona 44 de la comunidad rural de Las Maboas, donde actualmente reside, también tiene el honor de ser el  delegado que representará al municipio de Amancio en este encuentro  de la masiva organización.

En dialogo con el destacado cederista, quien lleva 14 años consecutivos como dirigente en esta organización política, tiene la convicción de que quienes forman parte de estas filas en esta localidad del sur tunero están  en condiciones de avanzar en el cumplimiento de las tareas a fin de retomar nuevamente, como en los años 2008 hasta el 2011, los primeros lugares de la emulación a todos los niveles. 

Nos comentó además que  entre algunas de las propuestas para el Octavo Congreso de los CDR se encuentran mantener los cargos de presidente, organizador y responsable de economía y servicios, y ampliar las funciones del de vigilancia para fortalecer el trabajo ideológico y la prevención de delitos y conductas antisociales, trabajo dirigido fundamentalmente a la juventud.

Subrayó que este encuentro estuvo precedido de un proceso asambleario desarrollado en todas las estructuras de base de la localidad para evaluar el trabajo realizado y fortalecer los niveles de dirección, bajo la premisa de conjugar el quehacer de los jóvenes y los cuadros experimentados.

Los Comités de Defensa de la Revolución se fundaron el 28 de septiembre de 1960, en La Habana, con el papel de desempeñar tareas de vigilancia colectiva frente a la injerencia externa y los actos de desestabilización del sistema político cubano naciente.

Es la más poderosa de las organizaciones cubanas no gubernamentales, que tiene la movilización de los partidarios de la Revolución como uno de sus objetivos principales. También participa en tareas de salud, higiene, de apoyo a la economía y de fomento de la participación ciudadana en distintos ámbitos, como en la participación en las elecciones o en las asambleas.