Sitial Camilo y Ché en El Uno, AmancioComo hace 55 años, 110 jóvenes del municipio de Amancio, al sur occidente de la provincia de Las Tunas, se reencontraron en la tarja que recuerda el paso de la Columna 2 “Antonio Maceo” comandada por Camilo Cienfuegos Gorriarán  en la campaña invasora de Oriente a Occidente.

Durante dos jornadas, el contingente recorrió sitios históricos de las zonas de El Indio y Laguna Baja, que forman parte de la ruta seguida por el Héroe de Yaguajay y el Guerrillero Heroico Ernesto Che Guevara, a su paso por la geografía amanciera.

Al sitial que rememora la presencia de Camilo, ubicado en el reparto El Uno, llegaron los columnistas acompañados por una nutrida representación de los habitantes de esa comunidad, docentes y pioneros de la escuela primaria “José Luis Tassende” y las principales autoridades del Partido Comunista de Cuba  y la Asamblea del Poder popular en la localidad.

Eliécer Mendoza, a nombre de los participantes en la reedición de esta epopeya gloriosa,  ratificó que los jóvenes son la continuidad de la historia y de la obra revolucionaria, y por ello seguirán siendo dignos seguidores del legado de nuestros mambises y de la Generación del Centenario.

Por su parte, Alfonso Rodríguez Reyes, primer secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas en Amancio, reafirmó que los pinos nuevos son las raíces de la Revolución Cubana y que no defraudarán nunca la confianza depositada en ellos.

La ocasión fue propicia para hacer entrega a Rabel Arias, combatiente de la Revolución Cubana y guía del Che a su paso por Amancio, de un retrato del Guerrillero Heroico, obsequiado por Mario Luis Almanza Tasis, presidente de la Brigada de Instructores de Arte “José Martí”.

No faltaron en el acto las cintas amarillas y el reclamo del pronto regreso a la Patria de Ramón Labañino, Fernando González, Gerardo González y Antonio Guerrero, quienes aún permanecen injustamente prisioneros en cárceles de los Estados Unidos por combatir el terrorismo fraguado y financiado por las mafias anticubanas de la Florida.

En el año 1958 en la Sierra Maestra el Comandante en Jefe Fidel Castro asignó la estratégica misión de llevar la guerra liberadora al occidente del país a través de las columnas rebeldes comandadas por Ernesto Che Guevara y Camilo Cienfuegos, igual que lo hicieran las huestes de Gómez y Maceo en la gesta liberadora de 1895.