Otrora colonia del antiguo central Francisco Sugar Company, la hoy comunidad de La Lomita se levanta con el trabajo y el empeño de sus 285 habitantes para rendir postrer tributo al líder azucarero Amancio Rodríguez Herrero, quien vivió allí entre los años 1933 y 1943.

Enclavado en la circunscripción 35 del Consejo Popular 03, ese pequeño asentamiento acogió en la mañana de este domingo al proyecto "Por nosotros mismos", para aquilatar la sólida unidad de los factores comunitarios y la población.

Rodeada de un entorno netamente agrocañero, La Lomita es otra de las tantas muestras de lo puede lograrse para elevar la calidad de vida del pueblo, si bien se requiere de mucho esfuerzo para dar respuesta a planteamientos relacionados con el rescate del Consultorio del Médico y la Enfermera de la Familia y de la escuela primaria, así como el abasto de agua a la totalidad de las viviendas y el mejoramiento de los viales.

El quehacer del Grupo de Trabajo Comunitario, con el valioso apoyo de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y la promotora cultural, contribuye también a reforzar la batalla contra las ilegalidades e indisciplinas sociales, y brindar opciones recreativas sanas y saludables a niños, jóvenes y adultos.