La Agencia de Servicios Portuarios Guayabal, en el municipio de Amancio ubicado al sur de la provincia de Las Tunas, materializa los planes productivos en sus dos actividades fundamentales: la exportación de azúcar y alcohol.

Según informó Orlando Viñales, director de la Unidad Empresarial de Base de Operaciones Comerciales, en el transcurso del año se exportaron unas 248 000 toneladas  métricas de azúcar en 11 buques, con resultados considerable por carga rápida.

Con respecto al alcohol, indicó que se embarcaron más de 500 000 hectolitros, la mayor cifra en la historia de la Terminal Marítima Granma.

Ese colectivo alista los resortes humanos y tecnológicos para el inicio de la contienda azucarera en la limpieza, reparación y mantenimiento de toda la maquinaria, pues se prevé crecer en los niveles de embarque.

Los equipos y las piezas fundamentales están listos, pues las reparaciones marchan por encima del 40 por ciento de ejecución, y el objetivo es declarar la entidad LISTA para el mes de noviembre.

La eficiencia en el proceso fabril ha permitido obtener utilidades que mejoran el salario y la estimulación de los trabajadores, así como adquirir insumos, piezas de repuesto y medios de protección.