Estimulación a innovadores y racionalizadores. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

Con el triunfo de la Revolución Cubana se inició una feroz persecución del Gobierno de los Estados Unidos a la isla, y creció el propósito de rendirnos a partir del cierre de mercados para adquirir todo aquello que ayudará al desarrollo económico y social del país.

Ante esa realidad Ernesto Che Guevara, se enfrascó en crear un movimiento que ayudara desde el ingenio de los trabajadores en las fábricas a construir sus propias máquinas para potenciar nuestra soberanía.

Y así nació la Asociación de Innovadores y Racionalizadotes (Anir), un movimiento de hombres y mujeres que con su creatividad permiten devolver a la vida útil equipos que cumplieron sus años de explotación.

Amancio, cuenta con  884 afiliados vinculados a 38 Comités de Innovadores y Racionalizadores (CIR), que permiten que no se detengan programas vitales como los de salud, que se diseñen implementos deportivos o que se asegure la producción de alimentos.

Hay que destacar el impacto económico de los trabajos que se realizan que suman cifras millonarias, pero también es digno resaltar lo que representa desde el punto de vista social por la satisfacción que logra una persona a la que se le pueda brindar determinado servicio.

Es por ello que durante la jornada que se extenderá durante todo el mes, se estimule de forma individual y colectiva el quehacer de los aniristas y un ejemplo es la entrega de la Condición 8 de Octubre al CIR de Electromedicina, y el Sello 8 de Octubre a  Ramón Remón de la ueb Pesca Guayabal.

Asimismo hay que señalar que se trabaja en la capacitación de las administraciones sobre la Ley 38 para garantizar el pago de los trabajos como un incentivo a quienes se encargan de devolver a la vida útil maquinarias obsoletas y garantizar el cumplimiento de procesos productivos.