Consejo de Administración en Amancio por acorralar los problemas. Foto: Del Autor
Consejo de Administración en Amancio por acorralar los problemas. Foto: Del Autor

No se puede esperar que la solución a los problemas venga de afuera o de arriba. Se deben buscar, con inteligencia colegiada y prontitud, acciones que permitan minimizar los entuertos y avanzar definitivamente al mejoramiento de la calidad de vida de nuestra población.

Con esa premisa los integrantes del Consejo de la Administración (CAM), acompañados por Yaquel Vargas Castañeda, secretaria del Partido en Amancio, evaluaron asuntos prioritarios para quienes residen en esta parte de la geografía tunera.

Las fortalezas y debilidades de la zafra azucarera se pusieron sobre el tapete, cuestionándose deficiencias en la llegada al campo de los camiones, el déficit de transportes ferroviarios y desatenciones a quienes desde el surco garantizan la materia prima de la presente contienda.

Particular atención se prestó en los debates a cuestiones relacionadas con las actividades culturales a plantaciones que deben tributar la caña para futuras zafras, a la vez que se intencionó la importancia de completar los módulos pecuarios y mejorar las condiciones de trabajo y vida de los trabajadores.

En el acápite relacionado con las 30 libras per cápita de agroalimentos comprometidas mensualmente con la población y el consumo social, la máxima dirigente partidista, enfatizó en la exactitud cronométrica que debe caracterizar las contrataciones, el imprescindible control y las medidas que eviten desvíos y otras contravenciones.

En la reunión del CAM, se conoció que al término de enero se entregaron 27, 9 libras por persona, aunque se manifestaron insatisfacciones de la población con la calidad, variedad y precios, fundamentalmente, con el plátano y la permanencia en las placitas y mercados de boniato, calabazas, hortalizas y frutas.

Por su parte, Jesús García Pérez, intendente municipal, aseguró que se debe seguir la ruta de los subsidios, desde su aprobación hasta la conclusión de las células básicas, verificando la calidad, el tiempo de ejecución y el destino final de los recursos sufragados por el presupuesto estatal.

Otros temas que ocuparon la atención del órgano administrativo, tienen incidencia en  los planteamientos de la población, la evaluación del estado de las reservas estatales, el enfrentamiento a  ilegalidades en materia del Ordenamiento Territorial y Urbanístico, además del sistema de acciones que garantizan la inocuidad de los alimentos.