Ahorro energético

El próximo mes de julio comienza la que tradicionalmente llamamos etapa veraniega en Cuba, que se caracteriza por  el aumento de las personas en la viviendas, así como, el incremento en el consumo de servicios por parte de la familia.

Sin embargo, la suspensión del curso escolar y la permanencia de miles de amancieros en sus hogares para evitar la propagación de la Covid-19, dieron al traste con las cifras y elevaron los niveles de consumo tanto en el sector residencial como en el estatal.

De ahí que este indicador centra las acciones del subgrupo de energía en la localidad el cual busca también alternativas para disminuir el consumo. Orbelio Puga Peña, director de la unidad empresarial de base Eléctrica en Amancio, al respecto explicó algunas acciones desarrolladas.

"Se han hecho entrevistas, recorridos y encuentros con personas naturales y colectivos altos consumidores. Ello ha disminuido un poco el consumo en el  sector residencial no así en el estatal. Este último lo chequeamos constantemente mediante las inspecciones de la Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía (Onure), el cuerpo estatal de inspectores y de la UEB Eléctrica, quienes se encargan de velar porque en los centros de trabajo no se sobrepase el consumo planificado".

 En ese mismo sentido, Magdey de los Ángeles Martínez Reyman, jefa del subgrupo de Energía en el Consejo de Defensa Municipal, detalló los índices de consumo, a la vez que adelantó algunas estrategias para la etapa que se avecina.

"Hasta el cierre del mes de abril el municipio mostró un incremento del 8.2%. Para determinar este consumo el consejo energético municipal analiza el comportamiento durante el horario pico del día anterior y se definen aquellas empresas que incumplieron con lo establecido".
"Siempre exhortamos a que, en la medida de lo posible, en los centros laborales se reduzca o evite el uso de los equipos en el horario de 11 de la mañana a una de la tarde, y desconecten los interruptores cuando finalice la jornada laboral".

La unidad empresarial de base Eléctrica de Amancio, así como el resto de los factores que componen el subgrupo de energía en la localidad, también trabaja en la revisión temprana de grupos electrógenos, la disponibilidad de carbón vegetal y leña, todo como parte de los preparativos ante la llegada de la temporada ciclónica en Cuba.