Manuel Sánchez, delegado de La Espirituana. Foto: Ana Iris Figueredo Torres

El papel del delegado del Poder Popular en la circunscripción, siempre ha sido decisivo para identificar y dar tratamiento a los niveles correspondientes a los problemas que existen en la comunidad que representa.

En los momentos que enfrentamos al nuevo coronavirus, enfermedad altamente contagiosa y letal, su rol se multiplica. Por eso hoy se encuentran inmersos en diversas tareas que han contribuido a lograr una mayor organización y disciplina desde el barrio y por ende han posibilitado obtener un resultado satisfactorio hasta la fecha ante esta enfermedad.

Entre ellas destaca estar al frente de las pesquisas a fin de detectar cualquier síntoma de infección respiratoria para su inmediato tratamiento. También se incorporan a la labor de mensajeria, para brindar ayuda a las personas mayores de 60 años, que vivan solas y así lo necesiten.

Pero el delegado también vela porque exista una distribución equitativa de los productos de primera necesidad y mayor demanda, expendidos en las diferentes cadenas del comercio. No Y no dejan de la mano incentivar desde la comunidad, a desarrollar la agricultura urbana, suburbana y familiar, dirigida a apoyar la alimentación de la familia amanciera.

Hay que decir que Por estos días en que el país acciona por minimizar los efectos de la Covid 19, los delegados del municipio de Amancio, desempeñan una labor muy importante, siempre dirigida a lograr un enfrentamiento efectivo ante esta pandemia que hoy azota a gran parte de la humanidad.