El dos de diciembre es una fecha significativa para los cubanos. La historia recoge dos acontecimientos importantes, que marcaron pauta y que dieron continuidad a la lucha iniciada en el año 1868.

Desembarcaba el yate Granma, que con 82 hombres a bordo pero con el valor de un batallón, estaban dispuesto a dar sus vidas por una causa justa; la libertad de su pueblo, al precio que fuera necesario.

Aquel 2 de diciembre de 1956, surgieron también las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) que desde sus inicios  y hasta la fecha, agrupa en sus gloriosas filas a hombres y mujeres de la estirpe de Antonio Maceo y Mariana Grajales, con ideales martianos, comprometidos con la defensa de la patria y de ser fieles a la Revolución Cubana.

Varias generaciones han pasado por ella, y todas la  han honrado en su tiempo, mostrándole al mundo el carácter patriótico y revolucionario de esta organización, que constituye una escuela política y ideológica, que enseña a amar la patria, defenderla y serle fiel.

Llegue este segundo día del mes de diciembre a todos los combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el reconocimiento de un pueblo que enaltece día a día su valor y entrega por mantener las ideas de una Cuba libre e independiente.