Victoria contra el fascismo

Cada 9 de mayo el mundo recuerda uno de los hechos históricos más importantes que estremeció la humanidad;  el fin de la II Guerra Mundial, conflicto militar  en el que se vieron implicados la mayor parte de las naciones del mundo, incluidas todas las grandes potencias.

Este día se eligió para celebrar la victoria de la Unión Soviética sobre el fascismo y la Alemania nazi, convirtiéndose en una fecha festiva  en países como Rusia, Bielorrusia y en la mayoría de las antiguas repúblicas soviéticas.

Ante los intentos de distorsión de la verdadera historia en el occidente, se hace necesario la recordación del nuevo aniversario de la victoria de la Unión Soviética en la Gran Guerra Patria, aunque su celebración será con  limitaciones por la afectación a nivel global del la pandemia del nuevo coronavirus.

Hoy y siempre a Rusia, como protagonista de esta gran epopeya, le toca defender la historia para contribuir al enfrentamiento de las formaciones neofascistas que proliferan en Europa, las que en algunos casos llegan a niveles superiores del estado, incluso a la Eurocámara.

El 9 de mayo del 2020, 75 años después de la victoria del pueblo soviético sobre el fascismo, se pretende olvidar y cambiar la historia escrita con sangre en bien de toda la humanidad, pero los amantes de la paz y la justicia, no lo permitirá jamás.