Ernesto Guevara

El Che, es un hombre universal, es de la sierra, de la higuera, de la selva, porque anduvo salvando continentes curando las venas abiertas de su América maltrecha, del África saqueada y hambrienta porque para él Patria también es humanidad.

No tuvo descanso, recorrió desde el río Bravo hasta la Patagonia y sintió el dolor de su gente. Su espíritu no pudo esperar a que llegaran tiempos mejores, y se fue a conquistar el mundo con la razón y la verdad como banderas.

Humildad, sencillez, humanidad, solidaridad, decoro fueron sus atributos, no ambicionó cargos, ni un lugar en la historia, ese derecho lo ganó con la fuerza de su moral y sus principios, por eso lo sabemos héroe de mil batallas, amigo, compañero.

Enfrentó al monstruo, no cedió ante el ni tantito así, porque no hay razón para descansar cuando hay hombres que sufren.

Nos legó la fuerza de su ejemplo, y el sentido de la responsabilidad que convocan e inspiran a muchas generaciones para renacer cada día y volver convertido en millones, porque no es verdad la muerte cuando se ha escrito bien la obra de la vida y Guerrillero Heroico, está como jamás tan vivo .