El Órgano Local del Poder Popular, en este municipio de Amancio, está integrado por un grupo importante de personas que lo han entregado todo por esta Revolución: Edelmiro Martí Corona es uno de ellos.

Alfabetizador destacado, combatiente de la clandestinidad, hombre de pueblo Edelmiro Martí, se ha ganado un lugar en el corazón de los  amancieros.

Durante 20 años representó como delegado del poder popular a su comunidad natal “Las matilde”, sin embargo fue su labor como diputado a la Asamblea Nacional  lo que marcó la vida de Edelmiro.

Hoy a sus 83 años recuerda y guarda como un tesoro todas y cada una de las vivencias de las que se siente orgulloso,  sobre todo los incontables logros que consiguió al referirse y sacar adelante la iniciativa que tuvo  de veneficiar de forma igualitaria a los niños y niñas de las zonas rurales, al igual que el aumento salarial a los trabajadores insertados directamente en la producción de la tierra.

Sin embargo haber compartido directamente con el Líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, fue una de las oportunidades que más le agrada compartir con los más jóvenes.

Y es que aún en estos momentos en los que los achaques de la edad no le permiten el andar rápido y vigoroso de los años mozos, Edelmiro mantiene la firmeza de sus convicciones y la seguridad de que incluso después de muerto, sus semillas están sembradas en esta tierra, para siempre.